Carbohidratos simples

Alimentos con carbohidratos

Información sobre carbohidratos y alimentos con carbohidratos

Es la energía del cuerpo y del cerebro. Es el combustible que puedes almacenar para poderlo utilizar cuando te haga falta. Se trata de la glucosa que llega tras la ingesta de los hidratos de carbono, que se pueden clasificar en simples y complejos. Los hidratos de carbono te dan el 60% de la energía necesaria para tu organismo, imprescindible para la actividad del cuerpo y del cerebro. Empezaremos desgranando qué son los carbohidratos simples.

Carbohidratos simples

La definición de carbohidratos simples nos habla de que éstos son los hidratos de carbono con cadenas cortas de moléculas de carbono y que están presentes, por ejemplo, en los dulces, los refrescos, la fruta, la miel, etc. Estos hidratos de carbono tienen una absorción bastante rápida por parte del organismo y hacen que el azúcar en sangre se incremente de manera menos lenta que con los carbohidratos complejos.

A la hora de alimentarnos, debes tener en cuenta toda la información de carbohidratos simples que nos brindan los productos, es decir, no tendrás que eliminarlos radicalmente de la dieta pero sí moderar su consumo, sobre todo de aquellos productos refinados como el azúcar blanco o la bollería, seleccionando otros que también son simples pero naturales, como la fruta o la miel, y que en su composición tienen otros valores nutricionales como minerales, vitaminas o fibra. Así pues, la alimentación diaria deberá llevar un aporte correcto de carbohidratos simples y complejos para que ésta sea lo más adecuada y sana posible.

Carbohidratos simples presentes en alimentos preparados, bollería, dulces, golosinas, etc., harán que tu cuerpo se llene de calorías nada saludables y pueden incrementar el nivel de azúcar en la sangre, produciendo desórdenes alimentarios y de salud.

Diferencias entre carbohidratos simples y complejos

Los hidratos de carbono se pueden clasificar en carbohidratos simples y compuestos. Los simples son de asimilación rápida y sus componentes más habituales son la sacarosa, la fructosa y la glucosa, presentes, por ejemplo, en dulces, mermeladas, refrescos, caramelos, también en frutas y algunas verduras. Por su parte, los complejos se absorben más lentamente por lo que proporcionan sensación de saciedad más a largo plazo. Se encuentran en legumbres, pastas, pan, frutas y verduras. Se debe consumir mayor porcentaje de carbohidratos compuestos en la dieta diaria, complementados por azúcares naturales y no procesados, ya que los refinados proporcionan calorías pero adolecen de otros nutrientes esenciales como minerales o vitaminas, y además de poco saludables pueden ayudar a coger unos kilos de más.

Una dieta completa y equilibrada deberá estar compuesta por hidratos de carbono (50%), grasas (35%) y proteínas (15%). El aporte energético de los hidratos de carbono simples es más inmediato, pero no perdura en el tiempo. Vamos a ver una lista de alimentos que contienen carbohidratos simples para que conozcas más y mejor en cuáles están presentes y adecuar así tu alimentación para que sea sana y esté equilibrada.

A continuación puedes ver una lista de alimentos con carbohidratos simples:

  • Fruta
  • Productos lácteos
  • Galletas
  • Dulces
  • Bollería
  • Cereales azucarado
  • Harinas blancas
  • Refrescos,
  • Azúcar de mesa
  • Miel
  • Mermelada
  • Pasteles
  • Chocolate
  • Zumos
  • Yogur
  • Cereales envasados
  • Jarabes
  • Arroz blanco
  • Pan o pasta elaborados con harina blanca

Los carbohidratos simples en nuestra alimentación

Los carbohidratos se pueden clasificar por el número de monosacáridos por los que están compuestos, siendo éste el más simple de todos ya que está formado por moléculas del mismo tipo: glucosa, fructosa y galactosa. Si se juntan dos monosacáridos forman un disacáridos (sacarosa y maltosa). Y ambos son los carbohidratos simples de rápida asimilación por parte del cuerpo.

La fructosa es un carbohidrato simple formado por azúcar y está presente de manera natural en las frutas, por lo que ingerida de esta forma es buena para tu salud porque se complementa con otros nutrientes que el cuerpo necesita para vivir. Si, por el contrario, la tomas procesada, por ejemplo en refrescos, es cuando deja de ser saludable.

Por su parte, la galactosa la encuentras en productos lácteos y en los guisantes, y habitualmente en la lactosa, un azúcar doble compuesto por galactosa y glucosa. La maltosa está en la cerveza y en algunas verduras, es una azúcar doble compuesto por dos moléculas de glucosa. Es menos habitual encontrarlo en alimentos naturales. Por otro lado, la molécula de la fructosa y la de la glucosa conforman la sacarosa, azúcar doble también, que como más habitualmente se utiliza es en el azúcar de mesa. Está presente, asimismo, en el azúcar moreno, por ejemplo. Son azúcares refinados que dan energía pero no tienen más vitaminas ni minerales, por lo que pueden hacer que engordes si los ingieres en cantidades elevadas. Por eso, a la hora de llevar una alimentación equilibrada y lo más saludable posible, la mejor opción consistirá en comer carbohidratos simples que posean esas vitaminas y minerales de manera natural a través de la fruta, por ejemplo, y no del azúcar de mesa o el azúcar moreno.

Valoración: 4.4/5 (18 valoraciones)

Artículos relacionados con Carbohidratos simples