Carbohidratos refinados

Alimentos con carbohidratos

Información sobre carbohidratos y alimentos con carbohidratos

Se considera a los carbohidratos refinados como aquellos hidratos de carbono que no son saludables. Son carbohidratos complejos que no tienen fibra y en el cuerpo se comportan como los carbohidratos simples, es decir, se digieren a gran velocidad y el nivel de azúcar en sangre aumenta rápidamente, tan rápidamente como puede volver a caer. Son calorías vacías y su ingesta, según algunos estudios podría desembocar en la aparición de diabetes del tipo 2.

Carbohidratos refinados

A continuación puedes ver una lista de algunos ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos refinados.

  • Azúcar de mesa
  • Jarabe
  • Zumo fruta azucarado
  • Cerveza
  • Vino
  • Refrescos
  • Té dulce
  • Frutas y verduras enlatadas o procesadas (no naturales)
  • Harina blanca
  • Bollería
  • Pan blanco
  • Magdalenas
  • Cereales en paquetes
  • Galletas
  • Pasteles
  • Donuts
  • Pasta blanca
  • Tartas
  • Golosinas
  • Patatas fritas
  • Natillas
  • Bebidas alcohólicas

El cerebro trabaja gracias a la glucosa, que llega a éste a través de la sangre. Como norma general, se deben evitar aquellos alimentos con un índice glucémico (IG) muy alto, ya que el azúcar se libera muy rápidamente y se absorbe rápidamente también, provocando oscilaciones nada recomendables en el nivel de azúcar en sangre. Los productos con IG bajo hacen que el azúcar llegue a la sangre de manera constante y más despacio.

Los carbohidratos refinados en nuestra alimentación

Uno de los carbohidratos refinados que más presente puede estar en la alimentación diaria es la harina, por eso se debe hacer una dieta sin carbohidratos refinados para que ésta sea saludable, limitando el consumo, por ejemplo, de bollería, pan blanco, etc. Si quieres asegurarte de que lo que compras no contiene granos refinados puedes fijarte en que el etiquetado incluya las expresiones “grano entero” o “trigo entero”, si lees “harina de trigo” o “trigo sin semilla” estarás ante hidratos de carbono refinados.

Son este tipo de hidratos de carbono considerados “malos” los que pueden acarrear un aumento de peso y otras complicaciones de salud, por eso se tienen que comer carbohidratos buenos y limitar la ingesta de los refinados. Los buenos son aquellos a través de los cuales se aportan al cuerpo nutrientes, vitaminas y fibra, para que éste tenga la energía que precisa en todo momento y la tenga de una forma saludable y equilibrada. En este grupo de hidratos de carbono buenos encontramos alimentos como los espárragos, los pimientos, el aguacate, el maíz, la berenjena, las zanahorias, las setas, las aceitunas, los guisantes, los tomates, las manzanas, las cerezas, los plátanos, las fresas, las naranjas, la sandía... es decir, frutas y verduras que, consumidas de forma natural, aportarán a tu organismo todo aquello que necesite.

Los carbohidratos refinados por definición tienen calorías y ningún valor nutricional; tampoco contienen fibra, por eso, es mejor evitarlos a la hora de comer ya que incluso llevan otros conservantes y aditivos que los hacen aún menos saludables. Se trata de comida sabrosa que apetece, pero que al estar procesada está falta de esos aportes nutritivos sanos e imprescindibles para que el organismo funcione como debe de hacerlo. Y es que es precisamente en este proceso donde se elimina el recubrimiento de germen y salvado de un grano de trigo, que es donde se encuentran las vitaminas y la fibra del grano.

Los hidratos de carbono refinados incrementan los niveles de insulina y hacen trabajar al páncreas en exceso, las grasas se acumulan y se puede engordar, teniendo en cuenta también los problemas de salud que todo ello puede acarrear. Su consumo también altera los niveles de neurotransmisores del cerebro. El estado de los carbohidratos refinados en el organismo en cantidades elevadas puede dañar, asimismo, la flora intestinal.

Consecuencias negativas de consumir carbohidratos refinados

Ya hemos visto que la ingesta de este tipo de hidratos de carbono considerados como malos puede conllevar problemas de salud. Repasamos algunas otras complicaciones que pueden aparecer. Los movimientos de los niveles de azúcar en sangre, al llegarnos rápidamente azúcar y al irse igualmente rápido, producen dificultades en la memoria, en la atención e incluso pueden provocar cambios de humor. En el caso de los niños, además, si comen muchos productos con grasas y altos niveles de azúcar, el crecimiento se puede ver afectado y también algunas funciones del cerebro. A largo plazo, una persona que consuma altos niveles de estos productos puede llegar a desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes del tipo II.

Cómo influyen los hidratos de carbono refinados en la mujer

No es que afecten más negativamente los carbohidratos refinados a la mujer, pero sí hay que moderar su consumo en el caso de quedar embarazada o tener intención de hacerlo, ya que durante el proceso de refinado de algunos de estos alimentos se pierden nutrientes que se consideran clave para la fertilidad femenina, como las vitaminas B, el hierro o los antioxidantes; por eso, se recomienda a las mujeres que deseen tener hijos eliminen de su alimentación este tipo de productos y coman mayoritariamente aquellos más nutritivos y equilibrados. Siempre se trata de dietas que deberán establecer el facultativo correspondiente para que la persona que la realice lo haga con las mejores garantías para su salud.

Valoración: 4.8/5 (9 valoraciones)

Artículos relacionados con Carbohidratos refinados